Izquierda Unida de León local denuncia las continuas privatizaciones de servicios del Ayuntamiento.

El incómodo giro de Diez: De crítico a cómplice en la privatización de servicios públicos en León

Desde Izquierda Unida de León, denunciamos la “falta de voluntad” del alcalde José Antonio Diez para gestionar eficientemente los servicios públicos municipales, evidenciada en su decisión de prorrogar el contrato con Alesa, filial del grupo Alsa, para el transporte urbano. Según Izquierda Unida, esta acción contradice las críticas previas de Diez, quien alguna vez calificó el acuerdo como “el peor contrato de España, porque todo el riesgo corre a cargo del Ayuntamiento de León”, según declaraciones del entonces jefe del PSOE en la oposición.

Carmen Franganillo, coordinadora local de IU insta a los partidos que no están gobernando en el Ayuntamiento a “no colaborar en perpetuar este tipo de políticas en León”.

Según IU; “La notoria incongruencia de José Antonio Diez resulta aún más flagrante al considerar que, tras cinco años en la alcaldía, continúa perpetuando este compromiso deficitario, con un promedio mensual de 435.000 euros en pérdidas”. La prórroga indefinida con Alesa mantendrá el servicio de transporte urbano hasta que el gobierno municipal decida realizar una nueva licitación, ignorando las críticas y advertencias sobre su ineficiencia y costos para la ciudadanía.

El contrato original, vigente hasta diciembre de 2021, fue extendido por la pandemia, con la empresa solicitando dos años y tres meses adicionales como compensación por las restricciones. “A pesar de las alarmas sobre la sangría económica que representa esta prolongación, la administración municipal socialista ha dejado transcurrir el tiempo sin tomar medidas para frenarla.”, exponen desde IU.

Desde IU recuerdan que “los servicios públicos no están pensados para ganar dinero, y mucho menos para que el beneficio económico quede en manos de empresas”.

Es lamentable que, mientras los recursos públicos se desvían hacia empresas privadas poco eficientes, la ciudadanía de León sufra las consecuencias de esta falta de gestión responsable por parte del gobierno local. La decisión de prorrogar un contrato criticado incluso por miembros del propio partido del alcalde refleja una clara falta de compromiso con los intereses de la clase obrera y el bienestar colectivo.

Desde Izquierda Unida de León, exigimos transparencia en la gestión de los servicios públicos y llamamos a la ciudadanía a movilizarse en defensa de sus derechos. Es imperativo que el gobierno municipal priorice el interés común sobre los intereses privados y trabaje en la búsqueda de soluciones efectivas y justas para la comunidad leonesa. “No podemos dejar que se siga trasvasando dinero público a la privada en León por falta de un partido en el Ayuntamiento que mire por los intereses del común de los ciudadanos.”, finalizan.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba